1. Home
  2. »
  3. Acciones
  4. »
  5. Día Mundial del Agua dedicado al cambio climático

Día Mundial del Agua dedicado al cambio climático

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest

El cambio climático aumenta la variabilidad del ciclo del agua, causando fenómenos meteorológicos extremos, afectando a la calidad del agua y amenazando el desarrollo sostenible y la biodiversidad en todo el mundo. Además, la demanda cada vez mayor de agua lleva a un aumento consiguiente de la necesidad de tratamientos de alto consumo energético; además, algunas medidas de mitigación del cambio climático, como el uso extendido de biocombustibles, pueden exacerbar aún más la escasez de agua. Por ello, es necesario que se adopte un enfoque integrado del cambio climático y la gestión del agua en todo el mundo lo antes posible. Si se quiere crear un futuro sostenible, la gestión del agua debe examinarse a través de un objetivo de resistencia al clima.

Ya el 2019 ha sido un año de intensas batallas contra el cambio climático, sólo hay que pensar en el gran movimiento estudiantil Viernes por el Futuro, nacido como respuesta al activismo de Greta Thunberg, y que ha impulsado a miles de personas en todo el mundo a unirse en las calles para pedir más atención a la cuestión y las intervenciones y para encontrar soluciones concretas contra el cambio climático.

La temperatura media mundial ha aumentado en aproximadamente 1,1°C desde la era preindustrial y el contenido de calor de los océanos se encuentra en niveles récord. Sin embargo, la mejora de las prácticas de ordenación de los recursos hídricos puede contribuir a aumentar la resistencia al clima, mejorar la salud de los ecosistemas y reducir el riesgo de desastres relacionados con el agua.


La nueva edición del Día Mundial del Agua (www.worldwaterday.org) -establecido en 1992 por las Naciones Unidas- se centra por lo tanto en tres conceptos principales «No podemos permitirnos esperar. El agua puede ayudar a combatir el cambio climático. Todo el mundo tiene un papel que desempeñar» o «No podemos permitirnos esperar. El agua puede ayudar a combatir el cambio climático. Todo el mundo tiene un papel que desempeñar».

Todos tenemos un papel que desempeñar en la determinación del futuro de este precioso y desgraciadamente escaso recurso. Además de las instituciones mundiales, también se pide a los ciudadanos individuales, como parte integrante de un ecosistema, que sean parte activa del cambio y que tomen medidas para proteger el medio ambiente en el que vivimos.

El agua y el cambio climático están inextricablemente vinculados

  • La adaptación a los efectos del agua del cambio climático puede proteger la salud y salvar vidas, de la misma manera que un uso más eficiente del agua puede reducir los gases de efecto invernadero. Los eventos climáticos extremos están haciendo que el agua sea más escasa, más impredecible, más contaminada.
  • Los humanos necesitan agua para sobrevivir, pero aún hoy 1 de cada 3 personas, unos 2.200 millones, viven sin agua potable. Por consiguiente, es muy urgente aplicar planes de acción concretos para hacer frente al cambio climático y garantizar una gestión más segura y sostenible del agua.
  • Por lo tanto, se está volviendo cada vez más importante:

para adoptar sistemas de producción circular para que el agua pueda ser utilizada de manera mucho más eficiente;

protegiendo los sumideros de carbono como los océanos y los humedales;
adoptar técnicas agrícolas respetuosas con el clima y promover el aumento de la reutilización segura de las aguas residuales.

Pero el primer paso importante que se puede tomar es empezar a «no desperdiciar el agua». El agua es nuestro recurso más preciado y se espera que lo usemos de manera más responsable. Necesitamos equilibrar todas las necesidades de agua de la sociedad y asegurarnos de que los más pobres no se queden atrás. Por eso ya no podemos permitirnos esperar, y todos, incluidos los ciudadanos individuales, tienen un papel activo que desempeñar.

La importancia del agua y cómo reducir su desperdicio en el hogar
Las Naciones Unidas han dedicado al agua el Objetivo 6 del Desarrollo Sostenible, que tiene por objeto garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible de los recursos hídricos para todos los habitantes de la Tierra para 2030; al mismo tiempo, en el Programa de las Naciones Unidas para 2030 se declaró que el acceso al agua potable limpia y segura y al saneamiento es un derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida. Lamentablemente, más de 2.000 millones de personas en el mundo siguen viviendo sin acceso al agua potable.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on tumblr

Noticias Relacionadas