Las herramientas tecnológicas ayudan a la inspección visual de las turbinas eólicas en Estados Unidos

La cuarta Semana del Viento Estadounidense anual comenzó el 9 de agosto, celebrando los diversos logros de la nación en el avance de la energía eólica. Según Chris Brown, presidente de la junta directiva de la Asociación Estadounidense de Energía Eólica (AWEA), 2020 debería figurar en los libros de historia como el año en el que el viento trabajó para Estados Unidos. El razonamiento detrás de esto es muy simple: en el pico del orden de quedarse en casa, los parques eólicos de todo el país generaron suficiente electricidad para alimentar con éxito a más de 32 millones de hogares durante abril y mayo. Si bien la Semana del Viento en última instancia celebra los logros relacionados con la energía eólica, también tiene como objetivo crear conciencia sobre el funcionamiento de los parques eólicos y la importancia del mantenimiento de las turbinas eólicas.

Las turbinas eólicas tienen una vida precaria
Las palas de las turbinas eólicas se fabrican con una variedad de materiales laminados como fibra de carbono, fibra de vidrio y madera de balsa. Dado que las puntas de las hojas pueden alcanzar velocidades de hasta 180 millas por hora, incluso las partículas más pequeñas contenidas en el aire pueden provocar daños graves en la superficie. Esto, junto con la amenaza que representa la iluminación y el desgaste común, requiere inspecciones visuales frecuentes y procedimientos de mantenimiento preventivo. En la actualidad, hay una serie de tecnologías que se utilizan comúnmente para inspeccionar turbinas eólicas. Además de las herramientas de inspección óptica, como boroscopios y drones, los sistemas de escaneo fotográfico también pueden ayudar a ajustar el mantenimiento de las turbinas eólicas.

Proteja la caja de cambios a toda costa
Si bien todos los componentes de una turbina eólica requieren una inspección frecuente, la caja de cambios es sin duda la más importante, ya que la velocidad de rotación de las palas depende de ella. Si la caja de cambios se corroe o agrieta, puede resultar en una catástrofe que puede resultar peligrosa y costosa. Para asegurar que la salida del generador de la turbina continúe entregando la energía limpia y asequible celebrada durante la Semana del Viento Estadounidense, la caja de engranajes debe recibir un mantenimiento experto. La inspección visual con un boroscopio (por ejemplo, spiborescopes.com/4mm-borescope/) es uno de los mejores métodos de inspección. Un video boroscopio flexible es capaz de proporcionar una vista cristalina del interior de la caja de cambios a los técnicos sin que tengan que desarmarla. Esto no solo ahorra tiempo, sino que también ahorra dinero.

Deja un comentario

noticias relacionadas