«Sally» se debilita pero aún causa inundaciones

Tras causar inundaciones en Alabama y Florida, el ciclón tropical se debilitó, mientras continuaba su traslado por el suroriente de Estados Unidos. Se estimaba que aún podría ocasionar importantes lluvias que desencadenarían en potenciales daños.

Después de dejar lluvias torrenciales, ‘Sally’ ha perdido fuerza y sus remanentes aún ocasionan inundaciones generalizadas desde Georgia hasta el sureste de Virginia.

Sus desprendimientos nubosos incluso alcanzan la zona norte del Golfo de México. Lo anterior lo dio a conocer el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés).

El equipo de expertos del NHC prevén sucedan inundaciones por el desbordamiento de ríos de moderadas a mayores, aunado al hecho de la ocurrencia de lluvias históricas sucedidas recientemente.

Se espera que las precipitaciones alcancen el punto máximo durante el fin de semana, aunque el aumento en los caudales de los ríos podría extenderse algunos días más.

‘Sally’ tumbó árboles, inundó calles y casas, dejando sin electricidad a cientos de miles de hogares al golpear la costa sur-este de Estados Unidos durante los pasados martes 15 y miércoles 16 de septiembre. Este evento meteorológico dejó torrenciales lluvias en los estados de Alabama y Florida.

El ciclón tocó tierra como huracán categoría 2 en Gulf Shores, Alabama, con vientos máximos sostenidos de alrededor de 170 kilómetros por hora. Su lento desplazamiento, con una velocidad de 11 kilómetros por hora, hizo que la tormenta estuviera prácticamente estacionada frente a las costas de Alabama y el noroeste de Florida, sitios en donde se presentaron las copiosas precipitaciones.

 

 

noticias relacionadas